El gobierno español no frena el golpismo catalán

El independentismo catalán como tema más destacado de las portadas de los grandes diarios estadounidenses y de influencia internacional (29-9-2017)

La Cataluña inconstitucional ha estado en el consejo de ministros de hoy, aprobando recursos de inconstitucionalidad, pero sin suspender la autonomía a pesar de la evidencia de su insubordinaciación.

En su reunión de hoy (29-9-2017) el consejo de ministros del gobierno español ha aprobado interponer tres recursos de inconstitucional contra diferentes leyes aprobadas por el gobierno autonómico de Cataluña.

Medidas que hay que situarlas en el contexto de un proceso de subversión del orden constitucional de la autonomía catalana, y de su desafío separatista convocando un referendum independentista ilegal para este domingo del 1 de Octubre.

En el dossier de prensa leído por los ministros y el presidente del gobierno antes del consejo se incluían las portadas de diarios como The New York Times y The Wall Street Journal destacando en sus respectivas portadas el proceso independentista catalán.

Estos recursos de inconstitucionalidad del gobierno nacional aprobados hoy y relacionados con los derechos de la vivienda, sociales, y otros, no son más que otros muchos recursos y decisiones [Read more…]

La realidad no engaña

Articulo publicado por Richard Boudreaux el 2-9-2016

Articulo publicado por Richard Boudreaux el 2-9-2016

No es una crisis coyuntural lo que vive España, es una realidad marcada por la decadencia de su sistema político y social. Creer que España volverá a tener en un próximo futuro los mismos niveles de estabilidad, bienestar y democracia de los que ha gozado en las últimas generaciones, es mera ilusión.

Cuando el presidente socialista, José Luis Rodriguez Zapatero, solicitó al Consejo de Estado un informe para cambiar la Constitución, esta institución de notables le remitió en Enero de 2006 un informe de 350 páginas en las que entre otras cosas decía que “la Constitución de 1978 es la que más estabilidad auténticamente democrática ha proporcionado a la España de los dos últimos siglos”.

Lo que significa que cualquier cambio constitucional para que tenga sentido, tiene que mejorar esta constitución y su sistema de libertades. ¿Alguien cree que con la actual composición del Parlamento esto es posible?

Un proceso de decadencia

Hoy en España ni siquiera se puede formar gobierno. El hecho de que España tenga un gobierno en funciones desde hace diez meses, haya celebrado en ese tiempo dos elecciones generales, y [Read more…]

La política del todo vale lo destruye todo

portadaLa obra de Emilio Contreras que acaba de publicarse, ‘Suarez, acoso y derribo’, relata el proceso de las conspiraciones que tuvieron lugar para acabar con el presidente de gobierno que forjó y lideró la nueva transición democrática tras la dictadura franquista. Conspiración desde los más poderosos estamentos del Estado y de los principales partidos, incluido el que él mismo creo (UCD).

La democracia liberal (la única auténtica) se distingue de todos los demás sistemas y regímenes políticos porque no todo vale. La teoría del fin justifica los medios, responde a una idea totalitaria, se vista como se vista y en todos los órdenes de la vida, no solo respecto a la política y el poder.

Para derribar a Suarez del poder todo valía, y a nadie extrañará la coincidencia de los titulares de prensa que recoge Contreras con la actualidad política española: “Felipe González negó cualquier posibilidad de acuerdo con el gobierno (de Suarez) para buscar soluciones a los principales problemas del país”. Y entonces estábamos ante una crisis que dio lugar al golpe de Estado militar del 23 de Febrero de 1981.

Tres décadas después, el actual secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha utilizado el mismo argumento contra el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, y líder del partido que ha ganado las elecciones del 20 de Diciembre por mayoría minoritaria ante la oferta de un pacto de coalición: “No, no y no. ¿Que parte del no, no ha entendido el señor Rajoy?”.

Aunque los contextos y circunstancias son muy diferentes, la idea que subyace de la época de Suarez a hoy es la misma y agravada, porque [Read more…]

El falso mensaje de la salida de la crisis

Imagen de Antxón SarasquetaHacer creer que la salida de la crisis en España supondrá recuperar los niveles previos a la crisis es una gran mentira. Pero esta gran mentira tiene como mensaje un objetivo: acostumbrar a los españoles a que se adapten a vivir en peores condiciones de las que tenían con la falsa esperanza de que volverán a vivir el bienestar de antes.

Hay un hecho incontrovertible que demuestra este imposible, y que no es la tasa de paro del 26% sino la principal razón que la produce.

1. En los últimos diez años España ha caído en el ranking de competitividad mundial trece puestos, del 23 al 36 en el que está situada actualmente (Informe Davos). Por debajo de Irlanda, Chile, Estonia o Puerto Rico. Hace diez años España superaba a Francia, que estaba cuatro puestos por debajo, y hoy es Francia la que saca a España dieciocho puesto de ventaja. En esta década Francia ha ganado nuevo puestos en competitividad hasta situarse entre los veinte primeros países del mundo.

2. Esta pérdida de competitividad está asociada directamente al bajo desarrollo español del modelo de la sociedad de la información, como lo pone de manifiesto el último informe anual realizado por el INSEAD con el World Economic Forum sobre más de un centenar de países, y que sitúa a España en el puesto 38.

3. Si se contrastan ambos estudios se puede observar que los diez primeros países coinciden en su liderazgo de la sociedad de la información y competitividad mundial aunque ocupen puestos diferentes.

global4. Y si se comparan los rankings de los países en competitividad (Davos), educación (PISA) y sociedad de la información (ITU), igualmente coinciden los países de cabeza y al mismo tiempo la posición retrasada de España.

La solución está a la vista, pero…

Es decir, que al margen de los mensajes propagandísticos para consumo interno, la realidad es la que es. La recuperación de España no tiene que ver con que mejore respecto a sí misma, sino con que gane competitividad con el resto del mundo, a nivel global. Lo hacen las empresas industriales y grupos bancarios españoles que mejoran sus cuentas de resultados por su capacidad competitiva en el exterior.

Basta con estudiar los modelos más competitivos del mundo y con menos paro para observar cinco características comunes: lideran la sociedad de la información, la excelencia educativa, son los que más invierten en ciencia y tecnología, hacen de la innovación su principal activo, y de la unidad y fortaleza del Estado-nación su valor político, económico y jurídico más preciado.

Ese es el único modelo competitivo que puede sacar a España de la crisis y mejorarse a sí misma. La solución está a la vista, pero por ahora no se aprecia ese cambio de modelo.

 

La turba

Cuando la turba domina las calles y asalta las instituciones, como está sucediendo hoy en España, y en otras democracias europeas, como en Grecia, es porque hay en marcha un proceso revolucionario de corte antidemocrático y totalitario.

El éxito o fracaso de estos procesos siempre dependen de la fortaleza y capacidad de reacción que tiene una nación para imponer la ley y el orden.

El diccionario de la Real Academia Española define turba como “muchedumbre de gente confusa y desordenada. Esa es la imagen viva que ha calado en la retina de los españoles al ver como la turba asalta a los políticos, las instituciones, y se hace con calles y plazas ante la pasividad del gobierno socialista y las fuerzas de seguridad, desde hace más de un mes.

En términos menos académicos y más específicos del leninismo, se utiliza la turba para destruir el sistema democrático. El responsable de Interior del gobierno autonómico de Cataluña, el nacionalista Felip Puig, lo dijo hoy avalado por las informaciones que obran en su poder: “Son profesionales que intentan romper el sistema democrático”.

Al mismo tiempo que los terroristas de ETA consiguen gobernar instituciones tras legalizar electoralmente el Tribunal Constitucional a sus testaferros, tal y como sentenció el Tribunal Supremo.

Para entender el calado de un proceso de estas características hay que situarlo en un contexto histórico que abarca desde 2002, después de que José Luís Rodriguez Zapatero asumiera el liderazgo del PSOE y abriese un proceso de ruptura con el sistema constitucional de la Transición, que ha tenido tres hitos: la radicalización de toda la izquierda en la oposición con movilizaciones callejeras para deslegitimar al gobierno de centro-derecha, que culminó con el asalto a más de un centenar de sedes del PP el 13 de Marzo de 2004, la víspera de las elecciones generales y utilizando el atentado terrorista de dos días antes con 200 muertos y dos mil heridos (11-M); y una vez en el poder el cambio del modelo de Estado (nuevo estatuto de Cataluña), negociaciones con ETA para pactar con los terroristas, y la exclusión del sistema del PP y lo que representa (Pacto del Tinell).

Un desarrollo ejecutado desde la izquierda y los nacionalistas con un proceso de ingeniería social para consolidar un modelo de sociedad tutelada. Contrario al sistema de libertades, por mucho que se haga en nombre de la libertad. Es el modelo que los teóricos marxistas de los años ochenta llamaron “democracia radical”, que es una forma de subvertir el orden democrático en nombre de la democracia. (ver artículo La democracia radical en vivo).

Todo ello en su conjunto constituye el perfecto modelo de crisis para descomponer el sistema de democracia liberal, que es la única democracia auténtica. Un proceso de involución democrática en el que se subvierte el orden de valores, y que durante esta década he analizado en mis artículos publicados (Descargar artículo del 22 de Junio de 2004 publicado en La Gaceta de los Negocios).

Es la lógica de la involución. La involución democrática lleva a la turba, a la deslegitimización de las instituciones representativas, al desorden social, y a la crisis de la nación en todos sus órdenes. Pensar que los problemas de España solo se resuelven con medidas económicas, es no entender nada, o justificar la cobardía haciendo prioritario los efectos y no las causas.

Hacer de lo fundamental lo accesorio no resuelve nada y lo agrava todo.

El modelo de crisis socialista y la teoría de Nash

En un debate que mantuvimos ayer dirigido por Fernando de Haro en Popular TV, el catedrático de economía, Mikel Buesa, sacó a relucir el paradigma de Nash en la teoría de los juegos para analizar la situación política española, tras la debacle del PSOE en las elecciones municipales y autonómicas del 22 de Mayo.

El premio Nobel que dio lugar al libro y la película difundidos en español con los títulos respectivos de ‘Una mente prodigiosa’ y ‘Una mente maravillosa’, obras excepcionales ambas, basa su teoría de los juegos en la cooperación y la competencia como modelo ganador para el conjunto y cada una de las partes. Por ejemplo, hoy las 16 más grandes compañías de automóviles del mundo cooperan entre sí en todo aquello que les hace a cada una más competitivas (compartir plantas de producción, costes, etc,).

Aplicado el juego al caso político español el modelo de Nash se confirma por el fracaso del modelo de crisis de Zapatero, que he analizado y detallado desde 2004. Políticamente un modelo de crisis es un modelo sectario que hace de la parte -la suya- el todo. Como consecuencia, el sistema, en su conjunto y en cada una de sus partes, entra en crisis. Por definición el sectarismo no defiende valores comunes que son los que configuran la democracia y la libertad. El sectarismo destruye los valores comunes y la democracia.

El sectario no reconoce al otro como un competidor con el que se puede llegar a cooperar, sino un enemigo a destruir. De esta forma el sectarismo socialista ha utilizado a las minorías radicales de izquierda e independentistas para desplazar del centro del sistema y tratar de destruir al Partido Popular, que representa mayoritariamente el centro-derecha español. Algo contrario al modelo de democracia liberal, pero que forma parte de las ideologías totalitarias que subvierten el orden, haciendo que las minorías dominen a la mayoría. De lo que nos advirtió Karl Popper en su obra ‘La Sociedad Abierta y sus Enemigos’ (1945).

Imagen del Premio Nobel, John Forbes NashCuando en 2003 los socialistas suscribieron el ‘Pacto del Tinell’ con los radicales independentistas catalanes, tras pactar estos con ETA (‘Pacto de Perpignan’) para marginar al Partido Popular de la esfera política española a pesar de representar a la mitad de la población en en Congreso de los Diputados y en los poderes públicos de todo el territorio nacional, hicieron visible un modelo de Estado sectario y opuesto al consensuado en la Constitución de 1978.

España es parte relevante de la UE y las consecuencias de su modelo de crisis se extienden a Europa. En todos sus aspectos, no solo en el terreno económico, también en el de los valores democráticos o el empleo. Mientras permanezca el actual poder socialista, España seguirá exportando su modelo de crisis.

En un modelo democrático cooperan las partes que compiten entre sí para fortalecer y beneficiarse todos -los ciudadanos- del sistema, e incluso llegan a crear gobiernos de coalición ante la crisis que amenaza la nación. En un modelo sectario y de crisis como el que representa el socialismo de Zapatero, no hay cooperación posible porque su propio modelo lo impide. John Forbes Nash recibió el Nobel en 1994 por su brillante teoría de los juegos basada en la cooperación y la competencia, la cual ayuda a entender también -por contraposición- el modelo de crisis socialista que ha aplicado Zapatero y del que ya se disponen resultados empíricos para difundir su estudio en las próximas décadas.

joe boydston

on the business of community media

Gigaom

Technology news, trends and analysis covering mobile, big data, cloud, science, energy and media

Psyche's Circuitry

Thoughts on growing up and growing old in the digital age

A %d blogueros les gusta esto: