La democracia no es para los débiles

Creo que el nuevo presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ha cometido un grave error al asociar la democracia a un régimen de naturaleza frágil. Porque si en algo se distingue la democracia liberal (no hay otra) es por su fortaleza, y su principal enemigo es la debilidad de su sistema y no ejercerlo con firmeza.

Biden ha dicho en su discurso inaugural (20-1-2021) que “La democracia es frágil”. Lo ha dicho en el contexto de la crisis de enfrentamiento y polarización social y política que en los últimos tiempos vive Estados Unidos. 

Pero el régimen democrático y de libertades es algo más que una coyuntura, y de un país, y al líder que gobierna la primera potencia occidental como es el presidente de Estados Unidos se le exige un mensaje de fortaleza de la democracia, no de fragilidad y debilidad.

Especialmente cuando Estados Unidos es la única nación y potencia del mundo que desde su nacimiento hace tres siglos conserva el régimen de democracia liberal y sus libertades. Y entre otros episodios históricos ha liberado a Europa del totalitarismo nazi y comunista durante el siglo XX.

El caso español como ejemplo

La democracia no es una cuestión de fragilidad sino de hacer valer su fortaleza frente a sus enemigos internos y externos (Karl Popper dixit: ’La sociedad abierta y sus enemigos, 1945), y recomiendo a todo el mundo que estudie el caso español de nuestros días, de como una alianza de socialistas, comunistas, terroristas y separatistas, largamente estudiada estratégicamente y que  se hacen con el poder para cambiar el régimen democrático e implantar por fases un modelo totalitario. Sánchez e Iglesias pactan un proyecto marxista para España

¿Como lo han hecho? Utilizando la debilidad de su régimen democrático y todos sus vericuetos. 

Siguiendo la guía que los ideólogos marxistas Ernesto Laclau y Chantal Mouffe implantaron sobre la destrucción de la democracia que está en su libro ‘Hegemonía y estrategia socialista. Hacia una radicalización de la democracia´

La desidia, cobardía, negligencia y colaboración de los poderes y sectores sociales que deben defender el sistema democrático, y que no lo hacen, solo confirma la debilidad del sistema democrático que conduce a su progresiva destrucción.

La democracia es un sistema de valores, valentía y fortalezas para defenderlos, no de debilidades. La democracia es fuerte si se defiende con firmeza, no con el pensamiento débil. Ver ‘El proyecto radical del socialismo para cambiar el régimen español (libro escrito en 2008)

AS © 2021

Guía del proyecto radical de la izquierda marxista en España (2000 -2020)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: