España sumergida en el confusionismo

confusionEl confusionismo es una de las grandes fuerzas motoras de la crisis actual, y es a su vez una de las grandes amenazas para la libertad y la democracia, y que ha hecho crecer el populismo y las fuerzas radicales como Podemos y otros partidos de extrema izquierda e independentistas en España.

Titulares de prensa como “En España reina la confusión” o “El confuso nuevo panorama político español”, han resumido el problema tras los resultados de las elecciones generales del pasado 20 de Diciembre. Un estado de confusión que se asocia a una crisis del propio sistema político, y que puede ser letal porque forma parte de un proceso que tiene como objetivo subvertir el orden democrático y constitucional.

Los falsos paradigmas del confusionismo

El confusionismo es una forma de desorientar a las personas y las sociedades con falsos paradigmas para hacer más fácil su manipulación y engaño. En la vida cotidiana se han instalado paradigmas populares que actúan como vectores del confusionismo. Lo que ha conducido a la irrupción en el Congreso con 69 escaños de un partido de ideología totalitaria como Podemos.

Estos movimientos comunistas han sustituido su mensaje tradicional de la lucha de clases, que en estos tiempos no tiene venta, por otro que sí tiene muchos compradores: el de la desigualdad social convertido en indignación popular y en votos contra el poder. Si además este tipo de mensajes se revisten de mucha demagogia televisiva y una gran dosis de ruido y controversia mediática, calan y así consiguen poder. “Los indignados in power”, titulaba The Economist su articulo sobre la toma del poder municipal de la extrema izquierda en España (4/7/2015).

indignadosPorque se trata de confundir las ideas y valores con el sentimiento emocional que es una forma de sustituir en la psique de las personas y de la sociedad, la ideología por las emociones. Al no presentarse con la etiqueta de comunistas no sufren el rechazo al comunismo, y por el contrario consiguen el apoyo de quienes se ven movidos por la indignación contra el poder, las desigualdades y la corrupción.

Una forma de subvertir el orden de valores

Para subvertir el orden constitucional democrático otro de los paradigmas del confusionismo es el mensaje del cambio. La izquierda y los independentistas hablan de cambio y no de ruptura del sistema constitucional y de la propia nación porque así confunden a los españoles. Y en ese confusionismo siguen avanzando y ganando posiciones de poder.

El buenísmo y el relativismo son productos de esa política deliberada del confusionismo. Porque consiguen confundir a la sociedad y subvertir su orden de valores. Si todos somos buenos, los malos dejan de ser malos, y si todos los valores éticos y morales se relativizan, no hay valores, hay contravalores. El odio como instrumento de hacer política en lugar del bien común. La llamada ideología de genero para reducir el valor de la persona y su condición humana solo a la condición de su sexo.

El buenísimo hizo valer la Alianza de Civilizaciones como paradigma de la paz mundial para desactivar el terrorismo islamista y el resultado ha sido el contrario: ha servido para debilitar a Occidente, y generar hasta hoy el mayor terrorismo islamista conocido en la historia. Lo cual conduce a las consecuencias que estamos viviendo ahora. Desde el año 2000 se han multiplicado por nueve los asesinatos terroristas (32.658 personas fueron asesinadas por los terroristas en 2014). El buenísimo es un arma de alto valor estratégico para los enemigos de la libertad.


expansionSalir del estado de confusión

El confusionismo es además una forma eficaz de hacer que los elementos sociales, políticos e institucionales que defienden la libertad y la democracia caigan en la confusión y la estrategia totalitaria.

Uno de los casos más nocivos es la teoría de lo políticamente correcto, al anular, por definición, toda posición crítica y alimentar el borreguismo. Promoviendo una sociedad alineada, que es el objetivo de los totalitarios. Lo que les lleva a los partidos democráticos a la debilidad y a perder poder en beneficio de los extremistas, como se ha demostrado en España. El resultado es la inestabilidad política.

Pero este problema solo se resuelve teniendo claro lo que es el confusionismo como arma política, que es la única forma de empezar a dejar de estar confuso.

Igual que la claridad de ideas ilumina el panorama, el confusionismo lo ensombrece, y lo que es peor, anula el discernimiento, que es la principal fuente de la crítica, la razón, y el saber. Valores consustanciales con la libertad, la ciencia y el desarrollo y progreso de nuestra civilización.

El confusionismo es el mundo de la oscuridad vital, intelectual y humana, donde impera el poder de la mediocridad. Sociedades fáciles de someter por el poder. Abocadas a una crisis crónica, a la inestabilidad, y a un proceso de empobrecimiento.

AS© 2015

Leer también ‘El modelo de crisis español

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

joe boydston

on the business of community media

Gigaom

Technology news, trends and analysis covering mobile, big data, cloud, science, energy and media

Psyche's Circuitry

Thoughts on growing up and growing old in the digital age

A %d blogueros les gusta esto: