La nueva sociedad civil

Lo que hace fuerte a la democracia es su sociedad civil no sus gobiernos ni el poder político. Como en otras épocas, hoy también la crisis del sistema y el deterioro de la vida pública se refleja en el hundimiento de la credibilidad de la clase política. En España la clase política ya está considerada como el tercer problema para los españoles, con el 20 por ciento, detrás del paro y la economía (Barómetro del CIS, 1/2011).

El experimento socialista en España ha hecho del sistema un modelo entrópico sin capacidad de autoregeneración, y como respuesta vienen creciendo los grupos sociales que tratan de potenciar el espacio -y protagonismo- de la sociedad civil. Un fenómeno que por otra parte es global y expansivo. Producto, además del creciente rechazo y desapego de la clase política (y mediática), del desarrollo tecnológico que facilita poderosas herramientas de comunicación personales y organizativas.

Por eso merece la pena reflexionar sobre la necesidad de dotar al concepto clásico de la sociedad civil, una nueva visión acorde con lo que representa la globalización y la sociedad de la información. De lo contrario puede llegar a desnaturalizarse el propio concepto de sociedad civil, como ya está ocurriendo. Basta entrar en Internet y se comprueba que en la sociedad civil cabe todo y se mezcla todo. A este concepto se asocian organizaciones medioambientales, sindicatos, ONGs, lobbys, grupos de género, étnicos, de lucha contra la pobreza, y hasta la propia ONU incluye a la sociedad civil en sus programas. Todo cabe en este concepto colectivista de sociedad civil, hasta los gobiernos y los poderes públicos.

Contra la sociedad tutelada

Pero nada de eso responde al ser, la conciencia, y la función que tiene la sociedad civil. Etimológicamente la Academia Española lo define muy bien: la sociedad civil se sitúa “en el ámbito no público” y es “una sociedad de los ciudadanos y sus relaciones y actividades privadas” (RAE). Es el ser que han venido dando los clásicos y los pensadores modernos a lo que representa la sociedad civil en defensa del bien común y frente a los abusos del poder político.

De la conciencia de la sociedad civil emana su defensa de la igualdad frente a los privilegios de la clase política; la transparencia frente a la opacidad y la corrupción; la defensa de la libertad individual y los derechos de la persona como tal; la demanda de elecciones libres y directas; la promoción del conocimiento y el progreso; la defensa de los derechos humanos; de la seguridad jurídica frente a la arbitrariedad; y el control político. Es la sociedad la que tiene que controlar al poder político, y no al revés, como ya ocurre en España.

La fuerza y energía de la sociedad civil nace de esta conciencia, que si no arraiga en los individuos no se traslada a la vitalidad de la sociedad. Son estos valores de la sociedad civil los que le dan una función protagonista en el debate y la vida pública. Son valores propios de la democracia liberal, y ese es el modelo que le toca vigilar, defender, y promover a la sociedad civil, sin dejarse invadir por las teorías y prácticas de democracias populistas o socialistas que utilizan todos los medios para su único fin, el de una sociedad tutelada.

Una de las principales perturbaciones intelectuales e ideológicas en los últimos años es confundir lo popular con lo populista. La sociedad civil es en sí misma el pueblo, mientras que la llamada democracia populista o socialista es la tutela y control de la sociedad. La tiranía de lo políticamente correcto. [ Ver artículo La sociedad popular publicado en 2003 ]

Por otra parte, la sociedad civil no es una institución, es una constitución. Un cuerpo vivo constituido por personas, y por tanto únicas, que hacen de sus derechos de libertad y autonomía la razón de participar y organizar su vida y su futuro. Sin admitir que lo hagan otros. Es lo que hace que la sociedad civil se distinga por su espíritu crítico.

Otros artículos del autor relacionados con el tema:

Una sociedad consciente
Una sociedad alineada
El valor de una sociedad moderna
Apaciguar a la sociedad
La sociedad vencida
La sociedad zombi

El futuro ya ha cambiado

antxon2010Uno de los conceptos que más se ha extendido en los últimos tiempos es el de la descodificación. “Descodificar los medios de comunicación”, se titula una de las secciones del New York Times. “Los científicos descifran el genoma de fósiles con 3.000 millones de años”, destaca el Massachusetts Institute of Technology (MIT) de Boston en las noticias de su web. Las páginas web son información codificada.

Codificar y descodificar es un proceso de información, y la razón para que se propague este concepto está en el salto producido por las tecnologías de la información. Todo es información y toda información, por su propia naturaleza, está codificada.

Pero este hecho no es más que un botón de muestra de lo que son los fundamentos del cambio de este siglo. En coyunturas de cambio de año y década como ha supuesto la entrada en el 2011 se hacen balances y predicciones, y por lo que he observado en esta ocasión han estado dominados por la idea del cambio que nos depara el futuro en todos los aspectos de la vida. Pero el futuro ya ha cambiado en dos aspectos: la dimensión y la potencia, que son dos fundamentos que modifican el todo que hasta ahora había conocido el hombre.

imagen de guantes que hacen de interfaz con el ordenadorComentando su película Minority Report, le oí decir el otro día en una televisión a Steven Spielberg que el mayor poder del hombre es poder tener la información de lo que va a pasar cinco minutos más tarde. Bueno, un estudiante del citado MIT acaba de crear un prototipo de hardware con el que el usuario puede modificar los contenidos de la pantalla a través de una sencilla webcam y portando unos guantes de lycra que hacen de interfaz (ver imagen adjunta) al estilo de como lo hacía Tom Cruise en el citado film.

Una nueva intensidad

Un rasgo con el que es fácil medir la nueva potencia del cambio, es la intensidad que domina la vida cotidiana.

Diariamente se pueden contabilizar en todo el mundo más de diez descubrimientos, y un centenar de innovaciones que cambian todos la vida en nuestro planeta

Yo lo suelo contabilizar. La penúltima: “Un grupo de científicos de Georgia (Atlanta) han logrado descodificar la secuencia del genoma de la fresa”.

Dias antes se daba a conocer el descubrimiento de Felisa Wolfe-Simon, que ha cambiado otro de los fundamentos de la ciencia: el arsénico, considerado hasta ahora únicamente como un veneno mortal, crea vida. [Esta científica ha codificado divertidamente el nombre del microbio con las iniciales GFAJ, que significan en inglés “dar un trabajo a Felisa” (Give Felisa a Job), en recuerdo de las penurias que pasó esta científica para encontrar empleo].

Sin embargo, el dato más definitivo de lo que ha significado el cambio del futuro es la propia dimensión del ser humano. Ha descubierto que somos información, y que eso significa estar en la dimensión de lo intangible y lo global. En la nada intangible y en el todo físico al mismo tiempo. Son dos dimensiones que forman parte del nuevo todo humano y cotidiano. La información es una materia intangible, y la tecnología su materialización física en el nuevo medio de desarrollo del hombre. Todo lo demás es consecuencia.

El futuro ya ha cambiado. Irreversiblemente.


Un mes después se publicaba este artículo en el Financial Times: Como la crisis nos ha catapultado al futuro. Ver también Un nuevo sistema para gestionar la incertidumbre

Una observación [entre ardillas]

asnavidadAl despertarme y mirar por la ventana de mi habitación, observe ese día del pasado Septiembre, que me observaba una ardilla desde lo alto de uno de los árboles. Lo hacía con la atención puesta, y así se mantuvo el tiempo suficiente para que fuese a por la cámara fotográfica y plasmar la imagen que acompaña este artículo.

Esa mañana la ardilla estaba practicando el arte de observar la vida, oteando todo lo que pasaba a su alrededor, y decidí guardar la imagen para ilustrar la reflexión que suelo brindar a los amigos por estas fechas navideñas, y que esta vez trata sobre el cambio en el sistema de observación.

ardillaPara que los usuarios lo instalen en su ordenador, la NASA ha desarrollado una aplicación donde informa de los planetas que se van descubriendo y de que tipo. Según este contador de la agencia espacial, hasta hoy son 478 los planetas descubiertos. 421 con las estrellas, 55 multiplanetas del sistema solar, y ningún planeta como la Tierra. Estos datos demuestran hasta que punto el hombre ha ganado científicamente en su capacidad de observación. Pero paradójicamente no ha cambiado su sistema de observación, que sigue reducido a la dimensión física.

Leo hoy en una de las publicaciones del MIT de Harvard que investigadores de esta universidad han descubierto que al manipular en el laboratorio las células, estas sufren estrés y reaccionan generando modificaciones en las moléculas y el ADN. Algo que no debería ser noticia si se conoce uno de los funcionamientos básicos de la información, que en sí misma -como sistema- es generadora de reacciones. En eso está basado el automatismo, en el sistema de información. Se trate de la programación de un sistema robotizado, o de una reacción química del organismo, la información genera respuestas automáticas.

La observación no está basada solo en lo que tenemos delante y en las circunstancias del momento, sino además y sobre todo en el sistema que nos hace observar. La información per se. No basta con observar el mundo físico que nos rodea, se necesita conocer el sistema de información que domina nuestra observación.

Ante otro orden de cosas

Un ejemplo es la percepción que tenemos de lo exterior e interior. Esa línea divisoria todavía condiciona nuestra forma de pensar y entender las cosas, reducido conceptualmente a lo físico. Pero en la globalización la realidad es otra, porque las comunicaciones y la interactividad han unido los dos universos en un todo. ¿Cual es el mundo exterior e interior de Internet?

Seguimos llamando espacio exterior a lo que está al otro lado de la ventana o fuera de nuestro planeta terrestre, pero la realidad es que la comunicación no es ni exterior ni interior, hace de todo un solo espacio.

Todo esto cambia la forma de observar y percibir la realidad porque afecta a todo en la vida. Las cosas siguen siendo las cosas, pero estamos ante otro orden de cosas.

Artículo La fuerza de la percepción: como funciona el sistema intangible de información

Europe has to organize its ideas

leadersThe biggest risk for a european that thinks about the future of his nation and the defense of democracy is that Europe won´t have organized its ideas.That the european thinkers finds themself overwhelmed by the world that overflowing it, or that it sees itself  engulfed by the internal processes of crisis and decay.

Spain can not think in Europe because it´s being engulfed by its own crisis. The same happens to other countries, but if the thinking force of Spain and other european countries don´t organize their ideas in order to organize the future, there will be a decline that will not be it attractive at all.

A central idea which the rest of the countries depend on, is to make the convergence of forces part of a driving force. In a global system convergence does not have an alternative, since it is part of its nature. This has been precisely the success of Europe until now: to strengthen  its union. To make the very different pieces; geographical territory, human and political, a process of synergy.

Lead and manage globalization, at any scale and in any activity, start by understand that in a reality of that kind, as a whole, the attitudes and politics of rupture and divergence will inexorable lead to weakening and the decomposition of its own structures. The system will crash and destroy itself.

This crash has already occurred in Spain because of the model implanted  by the socialist leader Jose Luis Rodriguez Zapatero. Rupture and divide the country has been the politics of Zapatero. In the last month he has done it with the subjects of nuclear energy, abortion, and social dialogue. He has made all the sectors  confront with each other, he has divided the institutions, has imposed partisan decisions that are not in the interest of the general public.


All this, is part of a sectarian ideological model which represents his politics since he was elected to power in 2004. The principal consequence is the decline and weakening of the nation, a social crisis which dramatic effects are exposed on the news every day, talking about four million people unemployed, a social climate marked by an increase in school violence and in the family, or how the government is passing the debt to the next generations. If Europe would apply the ´Zapatero model´of governance, the results would be the same, and the decline of the EU in the world would be an accelerated process. The same way that Zapatero is irrevelant in Europe, the EU would lose influence in the world.

Convergence means cooperation, competition, to share a common system of liberties. Convergence is the contrary to exclude students and business people out of the educational or commercial system, because they want to use the spanish lenguage in the part of Spain wehere they live and are governed by nationalist that want to impose their local lenguage.


Convergence does not mean that western democracies be condescending or weak against dictatorial regimes, but to the contrary, strengthen a system of liberties, security, and values, so its global influence will favor the reform of the totalitarian regimes. Influence in itself favors convergence while on the other side the sectarian model and its weakness lack global influence because can not have it. Where convergence is a integrationist process the sectarian model is disintegrationist.


In order to organize the ideas the priority should be to clarify them. If not, people and nations lose their heads, because the reality overwhelms them every morning, and they are not able to cope with that with which we call “our world”, and it is unbalance. We lose the sense of self and of things.


————–

Published by Antxón Sarasqueta in La Gaceta de los Negocios, July 28th, 2009

Translated by C.S. Martinez